miércoles, 30 de abril de 2014

jueves, 24 de abril de 2014

EL AMOR EN LA MADUREZ


EL AMOR EN LA MADUREZ
¿ Por qué calan las gotas en mi cerebro,
en esta tarde gris en la soledad de mi paseo?
Con tus recuerdos en mis pensamientos
mandando mensajes al aire con un te quiero.

Escapar de esta tiniebla ahora quiero,
Acercando  la distancia con un requiebro de mi alma,
Si dibujar estrellas y corazones rotos,
Ya no quiero,  ya no puedo,
Sino dibujar corazones hermosos
Y estrellas de amor.

Caminando por las sendas de mi madurez,
Con un te quiero envuelto en llama.
Observé  pulular el amor a mi alrededor
miré tus ojos y me enamoré.

A mi edad me parecía una estupidez
Para qué enamorarse otra vez
Pero no pudo ser y pregunté
¿Qué es esto que me sube desde los pies?

Luego llegaron  tus besos y tus palabras.
Que arrasaron como un fuego mi alma,
Que devoraron mi pausada calma
Y entendí tu llamada y me entregué.

Y ahí te quedaste para siempre,
En un ir y venir en la distancia,
Consumiéndome en las noches
Y añorándote en mi callada estancia.

Dibujando estrellas me quedé,
Esperando a que te acercaras,
Y las estrellas florecieron y me premiaron
Gracias a tus besos y tú querer.

 Derechos reservados: Manuel Núñez Amador
23 de abril 2014




ES UNA COMPOSICIÓN, CANTO Y REALIZACIÓN DE
MANUEL NÚÑEZ AMADOR

lunes, 21 de abril de 2014

TE DOY UNA ILUSIÓN

TE DOY UNA ILUSIÓN


Te doy una ilusión
Con latidos estridentes
Que salen de mi corazón
Cuando te veo sonriente.
Si la tratas con cariño
Con paciencia y ternura
Como cuida el jardinero
Las flores de su jardín.
La ilusión irá creciendo
Como las ramas del árbol
Que acariciarán con sus manos
Los nidos de los pájaros.
¡Ay, amor!
No olvides este momento
Que la luna está contenta
Cotejando al lucero.
Te doy una esperanza
Para compartirla contigo
Y llenemos de confianza
Las quietudes del amigo.
En las noiches despejadas
Con el lucero encendido
Provoquemos la llegada
Del caminante perdido.
Si debajo de la luna
Se harán aire los suspiros
Mezámoslos en la cuna
Para que duerman tranquilos.
Que las penas se ahoguen
En ríos bravos y profundos
Y  que sus olas las arrastren
En los mares del olvido
¡Ay, amor!
Darle fuerza a tu cuerpo
Que mi amor como una flecha
Buscará diana en tus sentidos.
Que la brisa de las tardes
Acaricien tus mejillas
Que el frío de sus notas
Ardera con mis latidos.
Cuando juntos en la cama
Bebamos de la fuente
De nuestros labios ardientes
En el acto del amor.
¡Ay, amor!
Dale fuerza a tus sentidos
Si nuestro amor abrirá
Las puertas del infinito.


Manuel Núñez Amador

viernes, 18 de abril de 2014

jueves, 17 de abril de 2014